¿Qué es una densitometría ósea?

Densitometria osea, que es esta enfermedad.

La densitometría ósea es un examen de exploración que contiene una muy baja dosis de rayos X, estos mismos se encargan de pasar por todo el cuerpo y toman una especie de radiografía de la parte baja de la espina dorsal y de la cadera.

A los rayos X comunes los solemos llamar radiografías, y son exámenes complementarios no dolorosos, que ayudan al profesional a diagnosticar y tratar diversas enfermedades, en estos casos la radiografía expone al paciente a cierto grado de radiación ionizante, que producen las imágenes desde el interior del cuerpo, y son un viejo recurso clínico  para producir imágenes y diagnosticar correctamente algunas patologías.

En general la densitometría ósea se realiza en caderas, o en zonas bajas de la columna vertebral, y se realiza mediante dispositivos portátiles que en algunos casos hasta incluyen ondas por ultrasonido, en lugar de rayos X.

Este estudio puede medir la densidad ósea de las muñecas, los dedos, o los talones del pié, identificando y determinando mediante una excelente exploración, ocasiones en las que se encuentren lesiones en el sistema óseo corporal.

Riesgos y contraindicaciones del estudio

Es un procedimiento sencillo y no invasivo. Es indoloro y la exposición a radiación ionizante es mínima, inferior a la de una radiografía de tórax, por lo que no implica riesgos para la salud. No hay complicaciones previsibles con el procedimiento descrito.

En el caso de exposición del feto en mujeres gestantes puede dar lugar a malformaciones, especialmente en el primer trimestre del embarazo. La mujer embarazada o que sospeche que puede estarlo debe evitar el estudio y debe indicar a su médico que está embarazada antes de realzarse una densitometría.

Factores de riesgo para el desarrollo de osteoporosis

  • Mujeres mayores 45 y hombres mayores de 55 años.
  • Menopausia temprana.
  • Antecedentes familiares de osteoporosis.
  • Uso prolongado de corticoides.
  • Enfermedades paratiroideas o tiroideas.
  • Tabaquismo.
  • Baja ingesta de calcio.
  • Talla baja y malnutrición.
  • Fractura por traumatismo menor.
  • Insuficiencia renal o hepática crónica.

Si tiene una masa ósea baja, usted puede tomar medidas que le ayuden a reducir la pérdida de hueso y a prevenir la osteoporosis en el futuro. El médico querrá que usted desarrolle o mantenga hábitos saludables como comer alimentos ricos en calcio y vitamina D y hacer ejercicios de sostener el propio peso, como caminar, correr o bailar.

En algunos casos el médico le puede recomendar un medicamento para la prevención de la osteoporosis. Ante la menor duda consulte su especialista.