Para que sirve la densitometría ósea

densitometria osea

Cabe destacar antes de comenzar a definir cuáles son los casos en los que se indica un estudio de esta particularidad, que es la densitometría ósea, es un procedimiento muy rápido de extremada simpleza, que no resulta invasivo para el paciente, y no requiere de anestesia.

Por otro lado la cantidad de radiación utilizada es muy pequeña, por lo que no afecta bajo ningún punto de vista la salud del paciente.

Por lo general este estudio se utiliza para diagnosticar osteoporosis, que como ya hemos hablado en otras oportunidades, es una enfermedad que ataca en la mayoría a las mujeres, pero que también pueden padecer los hombres. Esta enfermedad hace que los huesos pierdan su masa ósea y se vayan adelgazando perdiendo su fuerza e incrementando la posibilidad de quebrarse.

El examen de densitometría ósea suele recomendarse en los siguientes casos:

Mujeres en pre o post-menopausia, personas con antecedentes familiares o personales de tabaquismo, y fracturas de cadera.

En hombres que padecen enfermedades degenerativas con pérdida de masa ósea, padecimiento de enfermedades cardiovasculares, diabetes, pacientes anoréxicos, pacientes que se exponen a dietas hipocalóricas por mucho tiempo y no están controlados por un especialista, uso de medicamentos que generen una pérdida de masa ósea, como barbitúricos o drogas de reemplazo tiroideo en altas dosis, entre otras.