Alimentos que potencian la retención líquidos

Hemos hablado de la retención de líquidos y que sobre todo a las mujeres nos suele ocurrir durante épocas previas al ciclo menstrual, y en muchos casos llegamos a padecer de edemas, como así también un incremento en la presión arterial.

embutidos

Los alimentos ricos en sodio, cuanto más poseen este mineral más colaboran con la retención de líquidos en el organismo, y son aquellos que deberíamos evitar o consumir moderadamente y de vez en cuando, para no padecer este tipo de inconvenientes.

Alimentos que contribuyen a la retención de líquidos

  • Enlatados y productos industrializados: Para ellos se emplea el sodio como conservante, recuerde a su vez que aquellos alimentos en envases de cartón también se reconoces como enlatados.
  • Fiambres y embutidos: Se les aplican grandes cantidades de sodio, o se cocinan muchas veces en el mismo, para poder mejorar su conservación.
  • Los encurtidos como los pickles y aceitunas son ricos en  contenido sódico.
  • Las mantecas y margarinas: Las que no poseen etiqueta que diga «sin sal» poseen altos contenidos de sodio y no son recomendables para el consumo.
  • Quesos: En cuanto a ellos  recordemos que mientras más duros son, más contenido de sodio poseen, sobre todo los que usamos para rallar, provolone, parmesano sardo etc.
  • El pan, los snacks, y los cubos de caldos para sopa: Son alimentos ricos en sodio, dado que este mismo preserva su sabor y conlleva a una mejor conservación de los mismos.

8 consejos para combatir la retención de líquidos

  1. Incrementar el consumo de alimentos ricos en agua y electrólitos, principalmente frutas y verduras.
  2. Realizar actividades que favorezcan la circulación de la sangre como caminar, bailar, andar en bicicleta u otra actividad física.
  3. Tomar una proporción adecuada de agua a diario, teniendo en cuenta que lo ideal es no ingerir menos de 2 litros por día.
  4. Reducir el consumo de sal en la dieta y sustituir el salero por hierbas aromáticas y condimentos.
  5. Evitar las comidas muy ricas en azúcares y en sal, como por ejemplo, postres, golosinas, comida rápida, entre otras, ya que el sodio o glucosa en exceso arrastran agua por ósmosis y favorecen su retención en el cuerpo.
  6. Ingiere una cantidad suficiente de proteínas, ya que si éstas faltan en tu dieta, puede reducirse la producción de albúmina y así, acumular líquido entre los tejidos.
  7. Descansa lo suficiente, pues el reposo es esencial para prevenir la retención de líquidos y sobre todo, si ésta se localiza en los miembros inferiores, dedica unos minutos cada día a elevar las piernas.
  8. Consume té y demás infusiones a base de hierbas que en la mayoría de los casos tienen un efecto diurético.

Téngalos en cuenta a la hora de bajar su consumo, y reducir así el riesgo de aumentar su presión arterial, o la retención de líquidos que los mismos provocan.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…

Foto: Gracias a Stefano A