Indulgencias excesivas que afectan nuestra salud

comida exceso
La temporada de verano es perfecta para hacer de todo lo que en otras épocas no hacemos, desde comer hasta bebernos todo el licor del bar. Existe más de una parte de nuestro cuerpo que se afecta en la temporada vacacional, desde nuestra garganta al cantar a todo grito todo lo que ponen en la disco, hasta comernos hasta el último bocado de la comida familiar el domingo, pasando por el alcohol y el dormir poco. Pero para todo hay un remedio y aquí te traigo algunos de ellos.

Cuando comer en exceso: Después de comerte todo lo que había en la fiesta de los vecino te siente inflamado, con náuseas y con malestar general. Además las comidas altas en grasa se van del estómago mucho más lento que las demás, así que una parte de esa comida aún puede estar en tu estómago. Lo mejor es darle un poco de tiempo a tu estomago y no comer hasta cuando sientas hambre. Y cuando comas que sea algo pequeño, bajo en calorías y grasas y alto en fibra. También debes hidratarte frecuentemente que eso ayuda a bajar la inflamación.

Dolor de garganta: Posiblemente estuviste cantando toda la fiesta o te quedaste toda la noche hablando con tu familia que no veías hace mucho tiempo y ahora estás afónico e incluso susurrar es doloroso. Lo mejor es que dejes descansar tu voz durante un día o dos y tomar mucha agua porque posiblemente tus cuerdas vocales están irritadas. Para el dolor lo mejor que puedes hacer es tomarte una taza de sopa de pollo caliente.

Después de una noche de pasión: Este punto va exclusivamente para las mujeres que tuvieron una noche alocada y al otro día se sienten un poco adoloridas, y es que una noche de estas puede causar pequeñas desgarraduras en la entrada de tu vagina. Además si vas al baño cada minuto y te arde al orinar, tienes los síntomas de la llamada «cistitis de la luna de miel». Lo mejor es tomar un baño caliente o poner compresas tibias para aliviar el dolor y mantener el área seca, así como vestir prendas sueltas de algodón para evitar la fricción. Y si tienes el problema al orinar lo mejor es que llames a tu doctor y le diga tus síntomas y posiblemente te darán un tratamiento de antibióticos y algo para el dolor.

Foto: D’Arcy Norman