La música suave ayuda al corazón


Si tienes problemas cardiacos puedes empezar a recuperarte escuchando tu MP3, MP4 o poniendo un CD de música. Expertos aseguran que escuchar melodías calmadas como baladas, música clásica suave y otros ritmos relajantes puedes ser una clave para reducir el ritmo cardiaco, que es uno de los indicadores de que algo puede estar mal en el corazón.

Los investigadores aseguran que esta clase de música reduce el ritmo cardiaco, el ritmo de respiración y la presión sanguínea y los efectos se presentan poco tiempo después de empezarla a escuchar. Un estudio publicado por The Cochrane Library descubrió que los efectos calmantes de esta música son aún mayores cuando los pacientes son los que escogen la música.

Por ejemplo, el ritmo cardiaco de aquellas personas investigadas se redujo y calmó aún más cuando estaba escuchando canciones que ellos mismo escogían, que cuando les ponían música otras personas. La música que puede tener estos efectos sedantes es la que tiene un tempo lento, armonías predecibles y la ausencia de cambios repentinos, puede ser como tomarse una partilla con un sedante poderoso.

Estas investigaciones se unen a otras que se desarrollaron en salas de cirugía y tratamientos con enfermos del corazón, en donde también se vio el efecto calmante de la música lenta, e incluso en algunas ocasiones un experto en terapia musical es llevado para que escoja los temas musicales que más se adapten a la situación. Así que si tienes problemas de hipertensión concéntrate en el ejercicio, en tomar tus medicamentos y en escuchar música con efectos sedantes.

Foto: Varin Tsai.