Primeros auxilios, para mordeduras y arañazos

mordeduras

Todos amamos a nuestras mascotas, porque nos brindan cariño, y son además nuestra compañia diaria al llegar a casa, pero no debemos pasar por alto, que pueden transmitirnos diversas enfermedades, como la rabia, y el tétanos. ¿Como debemos proceder ante una herida provocada por ellos?. Acá te contamos que hacer en cada caso.

Algunas mordeduras pueden infectarse, sobre todo las de los gatos, debido al tipo de bacterias presentes en la boca de estos animales. Independientemente de que procedan de una mascota familiar o de un animal callejero o salvaje, los arañazos y las mordeduras pueden transmitir enfermedades. Por ejemplo, el arañazo de un gato (generalmente, de un cachorro de gato) puede transmitir una infección bacteriana conocida como enfermedad por arañazo de gato, incluso aunque el lugar del rasguño no parezca estar infectado.

En casos superficiales de arañazos y mordeduras:

  • Coloque la zona afectada debajo del chorro de agua corriente y lávela con jabón. Dejela reposar durante unos 5 minutos.
  • Seque la herida y cúbrala con gasa estirada.
  • En caso de que la herida sea dolorosa y se torne de color rojizo, consulte con su médico.

En casos de mordeduras profundas y heridas laceradas

Estas son aquellas mordeduras en las que se produce una rotura de piel, como aquellas heridas punzantes o dónde la piel ha sido muy rasgada, son bastante más serias porque los gérmenes de la boca del animal, pueden provocar una infección. Debemos proceder de la siguiente manera:

  • Controle primordialmente el sangrado de la herida.
  • Higienice la herida y cúbrala con gasa esterilizada y acompañe la persona hasta la guardia del hospital, probablemente una herida profunda necesite sutura.
  • Asegúrese que la persona este vacunada contra la rabia o el tétanos, de no ser así, concurra al hospital para que se la coloquen.
  • Si la herida provocada por la mordedura o el arañazo sangra, aplique presión sobre el área afectada con una gasa o toalla limpia hasta que deje de sangrar. Si dispone de guantes de látex o de goma limpios, utilícelos para protegerse y para impedir que se infecte la herida.
  • Si la herida no sangra mucho, límpiela con agua y jabón, y déjela bajo el chorro de agua durante varios minutos. No aplique un antiséptico ni ningún otro producto sobre la herida

Las mordeduras y los arañazos de animales, incluso los que son leves, pueden conllevar complicaciones. Si tiene una mascota en casa, asegúrese de ponerle todas las vacunas necesarias y, en caso necesario, de disponer del permiso correspondiente.

Foto: Juventud Naucalpan


Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/saluddiaria.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326