Cosas de la oficina que pueden afectar a la salud

oficina fotocopiadora
Existen lugares en nuestra casa que no imaginamos lo peligrosos que pueden llegar a ser, ya sea por las cosas que allí podemos encontrar como otras cosas que ni nos imaginamos. Por ejemplo en tu oficina en casa o el cubículo que tienes allí, posiblemente algunos irritantes de los ojos y los pulmones de los tóneres de la fotocopiadora y los cartuchos de tinta de la máquina de fax.

Además en esta habitación posiblemente tienes gases de los marcadores permanentes, algunos vapores dejados por pesticidas como los insecticidas y los gases de los formaldehidos de los muebles que son hechos de madera aglomerada. Todo esto junto puede causar mucho más mal de que te imaginas, en especial en un lugar en donde usualmente las ventanas están cerradas y la circulación de aire no es la mejor.

Todos estos elementos juntos pueden causar el síndrome del edificio enfermo, que es una enfermedad real que se caracteriza por síntomas como dolores de cabeza y fatigas, como afirman los expertos. Y ellos mismos aseguran que este síndrome es causado usualmente en oficinas porque se acumulan muchos gases e irritantes y la ventilación que se tiene allí no es la mejor.

Así que si tienes rejillas de ventilación o una ventana cerca en tu oficina en casa o en la oficina normal, debes pensar en mandarlas a instalar o decirle a alguien que esté encargado del edificio que lo haga. Pero debes insistir o en realidad debes hacerlo porque algunos de estos componentes que se encuentran en las oficinas son neurotóxicos, lo que quiere decir que puede causarte cosquilleo o adormecimiento en algunas partes de tu cuerpo y daño permanente en el sistema nervioso con el paso del tiempo.

En tu oficina, evita las impresoras, las máquinas de fax y fotocopiadoras en tu espacio de trabajo inmediato y toma caminatas de diez minutos afuera durante el día para tomar un poco de aire fresco. En casa, mantén estos mismos aparatos fuera de la habitación, abre las ventanas y pon plantas que ayuden a remover los químicos. Y también si puedes deberías cambiar tus muebles por algunos de madera real, que son mucho mejores.

Foto: Wall Tea