Fibra soluble y almidón para rebajar peso

almidon patatas
Los suplementos diarios de fibra soluble te ayudan a perder peso al disminuir el hambre y esas ganas de andar comiendo pequeñas cantidades de cosas entre comidas. Expertos aseguran que aquellas personas que las comen pierden hasta cuatro kilos extra durante una rutina de ejercicios y de comida saludable en los primeros cuatro meses de su consumo.

Lo mejor de todo es que esa fibra extra que necesitas para que tu cuerpo funcione adecuadamente y queme una mayor cantidad de calorías, logrando así una pérdida de peso, se consigue fácilmente. Por ejemplo, consumiendo una taza de avena al día, tres tazas de palomitas de maíz preparadas en horno microondas y sin grasa, comiendo media taza de bayas frescas o congeladas o comiéndote una patata mediana con su piel, ya sea horneada o asada.

Además de la fibra, es una buena idea que incluyas a tu dieta más carbohidratos, porque como ya se sabía sirven de combustible para darte la energía que necesitas día a día, ya que sin ellos podrías llegar a los límites del cansancio, y además porque muchas de ellas son altas en un ingrediente que controla el peso corporal, llamado almidón resistente, y que hará también que quemes una mayor cantidad de calorías.

Este almidón, que no alcanza a ser digerido en tu intestino delgado, según dicen los expertos en dietas y salud, estimula aquellas hormonas que hacen que tengas una sensación de saciedad con mayor rapidez e incluso ayuda a tu cuerpo a quemar veinte por ciento más de grasa. Las patatas frías, como las que se utilizan en ensaladas, son una muy buena fuente de este almidón, así como la pasta y las tortillas de maíz.

Foto: NatalieMaynor