Consejos anticáncer, alimentación sana

alimentacion

Como sabemosesta enfermedad no tiene cura aún, pero la prevención ayuda muchisimo. Hay alimentos que contribuyen con esa prevención, y a la hora de mantener un buen plan alimentario deberíamos tener en cuenta cada uno de ellos.

El cáncer es una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que, de no mediar intervención alguna, 84 millones de personas habrán muerto de cáncer entre 2005 y 2015.

Ante este panorama desolador hay que abrir una puerta a la esperanza y preguntarse ¿se puede prevenir esta enfermedad? La respuesta es si o al menos en parte. Desde la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) se asegura que el 80% se deben a la acción de agentes externos que actúan sobre el organismo causando alteraciones en las células. En consecuencia, el crecimiento del tejido anormal debilita el organismo y acaba impidiendo el funcionamiento del órgano u órganos afectados.

Consejos para cada tipo de cancer

  • Cáncer de mamas: El mejor consejo, es eliminar el consumo de bebidas alcohólicas, y mantener una dieta rica en fibras, realizar actividad física, y mantener un peso saludable.
  • Cáncer de colon y recto: En este caso la mejor estrategia es consumir menos alimentos con contenidos grasos, elegir carnes magras, comer vegetales y frutas, evitar el sedentarismo.
  • Cáncer de endometrio:Por sobre todo mantener un peso estable y saludable por medio de la actividad física, regular y el consumo de una dieta equilibrada.
  • Cáncer de pulmón: Definitivamente olvidarse del tabaco, y mantener una alimentación a base de frutas y verduras.
  • Cáncer de próstata: Para reducir las posibilidades de contraerlo, hay que evitar, el consumo excesivo de alimentos de origen animal, en especial las grasas saturadas y las carnes rojas.
  • Cáncer de estómago: Para evitarlo, lo mejor es comer al menos 5 veces al día  raciones de vegetales y frutas, reducir los niveles de estrés.

Estudios clínicos han comprobado que las personas que consumen más frutas y verduras tienen menos riesgo de desarrollar cáncer. Se sabe que los alimentos vegetales contienen antioxidantes, fibra, y grasa no saturada, lo que los convierte en alimentos anti cancerígenos. Por eso, instituciones científicas y autoridades sanitarias de todo el mundo recomiendan consumir al menos cinco a diez raciones diarias de frutas y verduras, especialmente alimentos crudos.

Una alimentación sana, balanceada, haciendo énfasis en los nutrientes que favorecen el sistema de defensas natural del cuerpo  ayuda enormemente a que nuestro organismo sea capaz de enfrentarse cada día a la prueba del cáncer.

Foto: mundozurdo