Cómo consumir copaiba y aprovechar todos sus beneficios

Como dijimos con anterioridad la copaiba es una planta milenaria que se utiliza como antiséptico, antimicótico, y antiinflamatorio. Acá os dejamos algunas alternativas para poder utilizarla y sacarle provecho a todas sus bondades.

  • Laxante: Esta planta medicinal es utilizada como purgante y como laxante suave, se deben tomar de 5 a 10 gotas de aceite esencial, diluidas en medio vaso de agua al menos tres veces al día.
  • Cicatrizante: La resina conocida en muchos lugares como bálsamo de copaiba, se puede utilizar en las heridas y en tratamientos específicos para combatir blenorragias, catarros pulmonares, bronquitis, fiebre, estreñimiento, hidropepsia, hemorroides y dermatosis en general.
  • Baños de asiento: Se emplean 20 a 30 gotas, una o dos veces al día y es muy recomendable para desinflamar y aliviar el dolor y el escozor provocados por las hemorroides, la cistitis, y las infecciones vaginales.
  • Protector dérmico: En usos externos se debe aplicar directamente el aceite de copaiba con fricciones y masajes, ya que es muy efectiva y aconsejable en caso de herpes, dermatitis y hongos, donde  sus propiedades sobresalen por excelencia como un verdadero y poderoso antimicótico.