Enfermedades femeninas, cáncer de vulva

Este tipo de cáncer es una enfermedad en la cual se forman células malignas que se originan en los tejidos de la vulva. No es un tipo de cáncer muy frecuente, pero cabe destacar que es un cáncer que evoluciona de forma muy lenta y a lo largo de los años.

Enfermedades femeninas

Este tipo de células anormales puede crecer durante años en la piel de la vulva, y crecen a lo largo de la misma, esta afección se considera pre-cancerosa, y recibe el nombre de neoplasia intraepitelial vulvar. Dado que puede llegar a convertirse en un considerable cáncer de vulva se hace muy importante detectarla y tratar la afección. Casi un 20% de las mujeres con cáncer de la vulva no presentan síntomas.

Síntomas de padecer cáncer de vulva

  • Las mujeres con esta afección con frecuencia tendrán picazón alrededor de la vagina durante años.
  • También pueden tener sangrado.
  • Lunar o peca que puede ser rosada, roja, blanca o gris.
  • Protuberancia o engrosamiento de la piel.
  • Lesión (úlcera) cutánea.
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Relaciones sexuales dolorosas.
  • Olor inusual.

Generalmente los factores de riesgo son las mujeres mayores de 70 años, infección por HPV o presencia de neoplasia intraepitelial vulvar. Su diagnostico se realiza a través de un examen físico, y mediante una vulvoscopía, además de una biopsia para estudiar el tejido de células enfermas. Además seguramente al detectarla el especialista pida estudios complementarios como una tomografía axial computarizada (TAC) imágenes de resonancia magnética, examen pelviano entre otros.

Consejos para prevenir este tipo de cáncer

Las relaciones sexuales con protección pueden disminuir el riesgo de cáncer de la vulva, lo cual incluye el uso de condones para protegerse contra las infecciones de transmisión sexual. Hay disponibilidad de una vacuna para protegerse contra ciertas formas de la infección por el virus del papiloma humano (VPH).

Esta vacuna está aprobada para prevenir el cáncer de cuello uterino y las verrugas genitales y puede ayudar a prevenir otros cánceres ligados al VPH, como el cáncer de la vulva. La vacuna se le aplica a las niñas jóvenes antes de que inicien su vida sexual activa, al igual que a las adolescentes y a mujeres hasta la edad de 26 años.

Los exámenes pélvicos de rutina pueden ayudar a diagnosticar el cáncer de la vulva en etapa temprana. El diagnóstico precoz mejora las probabilidades de que el tratamiento sea eficaz.

Seamos consientes, el mejor momento para detectar la presencia de cáncer, es cuando se encuentra en etapas iniciales de desarrollo, y es gracias a los estudios periódicos y las revisiones médicas la mejor y única manera de prevención. Así que no dudes en consultar tu medico.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…