Depresión y enfermedades cardíacas ligadas

depresion enfermedad cardiaca
Los expertos en enfermedades cardiacas estiman que las personas que sufren de depresión tienen cerca de un 65 por ciento más de posibilidades de desarrollar enfermedades cardiacas y una de cada cinco personas que tienen enfermedades en el corazón desarrollan tarde o temprano una depresión. De hecho se estima que en la actualidad en general las enfermedades cardiacas son la causa número uno de muertes y la depresión le sigue en el segundo lugar.

Y es precisamente esta conexión entre la depresión y los problemas en el corazón la que los expertos en la materia están estudiando, en especial para tratarlas juntas al mismo tiempo. Siendo la depresión una de las mayores causales de las enfermedades cardiacas, muchos especialistas están considerando nuevos métodos para tratar la mente y el cuerpo juntos.

Sin importar cual de las dos enfermedades se tenga primero esta combinación es terrible. Además la depresión no deja que el cuerpo se recupere totalmente cuando se tiene una enfermedad cardiaca. Y de hecho los expertos aseguran que los accidentes cardiovasculares están más asociados con la depresión que lo que lo están con la diabetes, con el colesterol alto, con el cigarrillo y con la hipertensión.

Así que si has tenido que luchar con la depresión durante ya algún tiempo, o si apenas empezaste a desarrollar esa enfermedad después de que tuviste problemas cardiacos, es importante que la tomes con mucha seriedad porque tus posibilidades de supervivencia incrementan con un buen tratamiento para la depresión, ya que los doctores aseguran que las posibilidades de vivir seis meses después de un ataque cardiaco son superiores para las personas que no sufren de depresión o han logrado controlarla.

Foto: fakelvis