¿Porque sucede el síndrome peristáltico?

Las causas de náuseas ,vómitos y regurgitaciones son muy variadas, la mayoría de ellas se deben a alteraciones que ocurren directamente en el estómago o en el intestino, y en ciertas ocasiones vienen involucrando a otros órganos.

De todos modos pueden ser síntomas de diversas patologías, como el embarazo, en sus primeros meses de manifestación, apendicitis, hepatitis, pancreatitis, infecciones virales, cáncer de estómago, alergia a determinados alimentos, y en aquellas personas que padecen diabetes desde hace años, especialmente cuando la misma no está controlada los mismos pueden presentar vómitos o náuseas, debido a una dificultad del estómago para empujar los alimentos hacia el intestino.

También provocan estos síntomas el balanceo de un barco, enfermedades de oídos, enfermedades cerebrales, infarto al miocardio, insuficiencia renal, los medicamentos recetados para tratamientos de cáncer, alcoholismo, bulimia, etc.

En los niños muchas veces puede deberse a una estenosis pilórica congénita que es cuando el bebé vomita con fuerza luego de cada comida, aunque se lo ve siempre muy saludable, también puede suceder por alergias alimentarias, intolerancia a la leche, reflujo gastrointestinal, obstrucciones intestinales, que se presentan con llanto excesivo y pareciera que el bebé padece de mucho dolor, y en casos de ingestión accidental de algún fármaco o veneno.

Siempre que existen vómitos, hay que asistir al especialista para que descubra cuales son las causas que lo provocan y nos de el tratamiento más apropiado.