Manejo de mascotas de personas asmáticas y con alergias

mascotas alergias

Las personas asmáticas o con alergias tienen que soportar muchas cosas, como que cualquier mínima acumulación de polvo los haga estornudar y tener un ataque de asma o que tengan que cambiar sábanas y almohadas frecuentemente para que los ácaros no se sientan en casa. Pero posiblemente lo que más hace sufrir a muchos es la imposibilidad de tener una mascota peluda o con plumas o el tener que deshacerse de ella. Pero existen varios consejos que te pueden ayudar a mantener controlada esa caspa que es mezcla de pelos con células muertas que es lo que alborota las alergias y los ataques de asma.

Puedes empezar con reemplazar todas las áreas que tengan alfombra con baldosas o suelos de madera, que son más fáciles de limpiar y acumulan menos alérgenos. También puedes evitar los aires acondicionados o ventiladores que ponen a volar esta caspa, o mantener en las habitaciones ventiladores por separado y cerrar las puertas aislando así el lugar de dormir de la persona alérgica o asmática.

Veterinarios también aseguran que bañar constantemente a tu perro reduce la cantidad de alérgenos que se encuentran en los pelos de los perros, pero se dice que se debe hacer unas dos veces a la semana. Debes notar que esto con los gatos no funcionan. Claro que también hay otros animales como hámsteres, conejos y pájaros que usualmente están en su jaula y no causan muchos problemas, pero sus casas se deben mantener limpias porque los orines de estos animales también causan reacciones alérgicas y ataques de asma.

Las jaulas de los pájaros y de los roedores deben ser limpiadas al menos una vez a la semana, aunque si lo haces frecuentemente es mucho mejor. Y si eres alérgico o tu hijo es alérgico, lo mejor es que busques otro lugar diferente a tu habitación en donde el animal pueda tener su jaula, porque no es recomendable dejarlos en el lugar donde duermes, pero si en donde estén protegidos del frío y del calor extremo.

Foto: law_keven