Principales componentes de la kombucha

Una vez que el té se fermenta correctamente en el fondo podremos obtener aminoácidos que sintetiza el organismo y que están relacionados con el equilibrio de la piel, el pelo, los cartílagos, las articulaciones y el humor vítreo de los ojos.

También en esta fermentación encontraremos una gran cantidad de enzimas, entre las cuales podemos destacar, amilasa, invertasa, y lactasa que cumplen en el organismo importantes funciones digestivas, como descomponer moléculas muy grandes que se encuentran en los alimentos que ingerimos, y algunas más pequeñas que son de fácil asimilación.

Por otro lado entre los ácidos que posee la kombucha, podemos destacar, el ácido acético, ácido carbónico que actúa a modo de antimicrobiano, ácido glucorónico, que está presente en el té y es uno de los más importantes producidos por el hígado para fijar toxinas, eliminarlas o que sean reabsorbidas por el sistema intestinal y urinario. Al ácido úsnico capaz de desactivar los virus y funcionar a modo de antibacteriano natural.

Y entre otros ácidos contiene, ácido fólico, glucónico, aspártico, glutámico, y láctico, este ultimo de gran carencia en aquellos pacientes con patologías cancerosas. Por lo que se convierte en una bebida verdaderamente saludable para cuidar nuestro organismo, y que podría ser tenida en cuenta para mejorar muchos procesos metabólicos.

Además la kombucha contiene vitaminas del complejo B, y vitaminas C, D, E, y K, minerales como el hierro, potasio magnesio, zinc, cobre, calcio, manganeso y fluoruro. No dudes en consultar, y aprovechar los increíbles beneficios de esta bebida natural y tan saludable.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…