Reiki para aliviar afecciones y dolores

reiki

El reiki es una terapia alternativa que ayuda a curar afecciones de todo tipo. Además, alivia varios síntomas agudos con mucha rapidez  y posee una influencia positiva sobre el crecimiento espiritual de las personas. Consiste en una técnica de imposición de manos descubierta hace miles de años. Originalmente era una práctica Tibetana budista.

La palabra reiki deriva de dos palabras japonesas: Rei, es el signo superior japonés  y representa la sabiduría sobrenatural o conciencia espiritual y Ki , es la energía de la vida, una energía no física que representa todo lo viviente.

Si la fuerza vital está  baja o existe una restricción en su fluides, se estará más vulnerables a contraer enfermedades, y básicamente este arte de sanación consiste, por medio de la imposición de manos equilibrar la energía corporal, erradicar bloqueos energéticos, promover los estados de relajación, de bienestar y estimular las fuerzas autocurativas, de los organismos enfermos.

Beneficios del reiki

Los beneficios del reiki producen una armonización completa en las distintas esferas del ser humano. De este modo, se estimulan y despiertan las fuerzas internas de autosanación, se equilibran los centros de energía y las funciones metabólicas del cuerpo, disminuyen los dolores musculares y las tensiones, y se liberan las emociones reprimidas.

El reiki fortalece y armoniza el sistema inmunológico, Ayuda a que recarguemos de energía y a incrementarla y de esta manera conseguir un cuerpo más saludable. Esta técnica no adhiere a ninguna creencia, ni dogma, ni doctrina, es una experiencia que puede sumarse a las creencias y rituales de cada persona, y de la cual obtendrá numerosos beneficios, entre ellos relajación, calma mental y serenidad, equilibrio metabólico y alivio de dolores crónicos, entre otros.

Los efectos de sanación del reiki

  • Aumenta el nivel energético, aporta vitalidad física, anímica, revitaliza orgánicamente y rejuvenece todo el organismo. Se produce un estado de profunda relajación, de calma mental y serenidad en el espíritu.
  • Se desarrolla y expande el estado de conciencia a través de un estado íntimo y progresivo de autoconocimiento. Se descubren las causas profundas de la enfermedad, malestar del cuerpo y del espíritu, para llegar a la raíz de la misma.
  • Favorece la curación de problemas tales como lesiones deportivas, cortes, quemaduras, o ciertas enfermedades internas. Logra un equilibro metabólico de todo el cuerpo.
  • Alivia los dolores crónicos, libera las emociones que reprimimos, ayuda en el alivio de enfermedades como esclerosis múltiple, enfermedades de corazón, cáncer o leucemia.
  • Están totalmente comprobados los efectos fisiológicos positivos sobre los aparatos respiratorio, circulatorio, locomotor, digestivo, excretos, reproductor, y sobre todo el sistema nervioso, endocrino y sensorial.
  • Colabora con el proceso de desintoxicación de drogas adictivas, promueve la recuperación post-operatoria,  reduce incidencias en enfermedades y lesiones.
  • Aumenta la creatividad, la comunicación, las habilidades cognoscitivas al mejorar la integración de los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro.
  • Incrementa la confianza y la autoestima, ayuda a vencer el miedo y la ansiedad.

En pocas palabras, puede decirse que el tratamiento se siente como un maravilloso y confortable calor, pero siempre se deben tener presente los cuidados médicos, bajo ningún punto, esta disciplina pretende dejar de lado la medicina convencional, sino contribuir con ella.

Foto: la_renata