Problemas visuales, vista borrosa

La sensación de no ver con claridad se produce porque los rayos de luz que llegan paralelos a la córnea y atraviesan al cristalino se quedan cortos y no llegan a la retina y en otros casos son demasiado largos y se pasan de la misma. Este tipo de problemas provoca defectos en la potencia del sistema de lentes que poseemos en nuestro organismo, (córnea y cristalino).

La potencia de estos lentes se mide en dioptrías, que es el poder de convergencia y divergencia de la lente, es decir la capacidad de concentrar o separar los rayos que pasan a través de las mismas.

Cuando el eje del ojo es más corto o sus lentes concentran pocos rayos la imagen se forma detrás de la retina, y en este caso puntual nos referimos a la hipermetropía, los hipermétropes no pueden enfocar los objetos cercanos y alejan los mismos, como diarios, revistas, libros etc. para poder focalizar correctamente lo que están observando, este tipo de problema se corrige con lentes convergentes o positivas, de no ser tratada puede provocar en las personas que la padecen cefaleas, dolor en los ojos, sobre todo luego de leer durante mucho tiempo.

Cuando el ojo es un poco más largo de lo normal o sus lentes no son muy potentes ( o sea que concentran demasiado los rayos) la imagen se forma delante de la retina y estamos hablando de miopía, lo que hace que la persona miope vea mal de lejos.

Se corrige con lentes divergentes o negativas, la miopía es hereditaria y si bien un hijo no tiene porque padecerla, es una enfermedad en la que si los dos padres son miopes, aumenta las posibilidades de padecerla.

No dudes en consultar a tu oftalmólogo de confianza al menos una vez al año, y realizarte los controles pertinentes.