Bebidas y alimentos para combatir la sinusitis

Cuidados sobre la sinusitis

La sinusitis responde a una inflamación de los senos paranasales, provocada generalmente por infecciones bacterianas, y debe ser tratada cuando aparecen los primeros síntomas, ya que de no ser así la misma se puede convertir en un trastorno crónico.

Los senos paranasales son espacios llenos de aire en el cráneo (por detrás de la frente, las mejillas y los ojos). Los senos paranasales saludables no contienen bacterias ni otros microrganismos. Por lo general, el moco puede salir y el aire puede circular.

Cuando las aberturas paranasales resultan bloqueadas o se acumula demasiado moco, las bacterias y otros microrganismos pueden multiplicarse más fácilmente, y ahí es donde empieza a surgir la sinusitis.

Como alimentarnos

Hay alimentos que pueden ayudarnos a combatirla y entre ellos destacaremos los que son ricos en vitamina C, que estimulan y mejoran todo el sistema inmunitario, la naranja, limón, pomelos, fresas, kiwi, perejil, entre otros.

También debemos incluir a diario aquellos alimentos ricos en vitamina B que refuerzan las acciones de los alimentos ricos en vitamina C, como el arroz, las pastas, y los cereales integrales, productos lácteos, carnes rojas, mariscos, frutos secos y verduras de hoja verde.

No olvidemos los alimentos ricos en vitamina E, que son fundamentales para la regeneración de los tejidos, como las semillas de girasol, las almendras, el brócoli, la batata o el maní, y también podemos colaborar añadiendo a nuestras comidas ralladura de jengibre, rábano o canela, clavo de olor, y tomillo, que actúan como excelentes descongestivos.

En cuanto a las bebidas recomendadas en estos casos, la infusión de hiedra rastrera, es anticatarral, y astringente, lo que ayuda a desecar los senos paranasales.

Puedes preparar el jugo de 3 limones mezclados con el jugo de un nabo, y tomar 3 a 4 cucharaditas entre las comidas, como así también preparar una infusión de flores de saúco que es excelente para combatir la sinusitis.

Cuidados personales para reducir la congestión sinusal

  • Aplique paños húmedos y calientes en la cara varias veces al día.
  • Beba mucho líquido para diluir el moco.
  • Inhale vapor de 2 a 4 veces por día (por ejemplo, sentado en el baño con la ducha abierta).
  • Utilice solución salina nasal varias veces al día.
  • Utilice un humidificador.
  • Use un rinocornio para limpiar los senos paranasales.
  • Tenga cuidado con los descongestionantes nasales de venta libre. Pueden ayudar al principio, pero utilizarlos más de 3 a 5 días puede empeorar la congestión nasal.
  • Evite volar cuando esté congestionado.
  • Evite temperaturas extremas, cambios bruscos de temperatura e inclinarse hacia delante con la cabeza baja.
  • Pruebe con paracetamol o ibuprofeno.

Generalmente, las infecciones sinusales se curan con cuidados personales y tratamiento médico. Si usted presenta episodios recurrentes, lo deben evaluar para buscar las causas, como pólipos nasales, u otros problemas, como alergias. No dude en consultar con su médico especialista de confianza.