El anís, una hierba medicinal grandes beneficios

El anís es una hierba medicinal de las más antiguas, y se destaca por sus beneficios para el aparato digestivos y respiratorio, además de ser un excelente complemento para tratar el estrés y los estados nerviosos.

Los frutos secos del anís proporcionan a esta planta un espectacular toque aromático debido a su presencia de anetol, un compuesto que además resulta más alla de su aroma particular, un gusto dulce. Está comprobado que el anetol posee  poderes endulzantes mucho más que el azúcar.

Este compuesto además esta presente en otras plantas como el hinojo, el estragón y la albahaca, y se emplean mucho en la cocina, sobre todo en España, que hay unas características rosquillas y rollos de anís, y en Inglaterra, que se realizan bolas anisadas en cuyo interior se guarda parte del fruto de esta planta entero, así como en otros paíces en donde cada uno tiene su propia receta de panificados con ésta planta llena de beneficios.

La mezcla de semillas y hojas frescas de anís se emplea para aderezar algunos platos con carnes, e inclusive puede utilizar sus hojas para condimentar las ensaladas y aprovechar todas sus propiedades. Por otro lado más allá de los usos que suele darsele al anís en la cocina, se lo usa también para preparados de bebidas, donde se obtienen las mismas por destilado de los frutos mediante vapor de alcohol y se arrastra la esencia y se procede a mezclar con otros componenetes, de las más conocidas citaremos al anisette, el pastís, y también se la usa para preparar algunos tipos de vermut.