Beneficios del anís para combatir problemas respiratorios

El anís es excelente para tratar problemas gástricos y digestivos, es un excelente estimulante para abrir el apetito lo cual lo hace indispensable en casos de anorexia e inapetencia en aquellas personas que padecen falta de apetito por consumo de medicamentos.

Así mismo el anís es un excelente colaborador con la halitosis,  que que contienen propiedades bacteriostáticas, por su presencia de quercetina, que es capaz de inhibir el crecimiento de las bacterias en la boca y por ende reducir el mal aliento.

En casos de bronquitis, el uso de esta planta ayuda a expulsar las mucosidades y reducir la inflamación de los bronquios, para aprovecharla se debe beber dos a tres vasos de una infusión preparada con sus frutos secos.

En los casos de presencia de catarro y resfríos, el uso de infusiones de anís ayuda a sentirse mucho mejor aliviando la descongestión característica de esta común enfermedad. Se debe preparar una infusión con un puñadito de sus frutos secos por taza de agua.

Para combatir los estados asmáticos es un excelente expectorante, que ayudará al paciente crónico de esta enfermedad a la disminución de sus secreciones en el pecho, y se debe preparar una infusión combinada con una cucharadita de anís y otra de tomillo, por taza de agua, bebiendo la misma 2 o 3 veces al día.