Medicina biomolecular y el colesterol

La medicina biomolecular utiliza por lo general, ácidos grasos esenciales como es el omega -3 en sus tratamientos. Hemos hablado muchas veces de la importancia que tiene para el organismo el consumo de este tipo de grasas «buenas» por llamarlas de alguna manera, ya que sus beneficios son múltiples y muy beneficiosos.

El omega-3, es un aceite que no solamente disminuye los niveles de colesterol malo LDL, sino que además es capaz de estimular y regular el sistema inmunológico, posee una acción desinflamatoria, y se hace fundamental en tratamientos como la artritis, la esclerosis múltiple, el Alzheimer, y la psoriasis entre otras afecciones que podemos padecer.

Por otro lado es muy bueno para regular la presión arterial, ya que relaja las paredes de las arterias, y de esta manera alivia el trabajo cardiovascular. Así mismo como ya sabemos la obesidad que es considerada una enfermedad y que la padece aproximadamente un 35% de la población mundial, también se beneficia con la medicina biomolecular.

Entre otras situaciones debemos destacar que la medicina biomolecular es muy buena además para tratar el estrés, que es el causante múltiple de muchos otros trastornos como los que venimos mencionando, sobre todo cuando se hace crónico, ya que produce el envejecimiento prematuro molecular, y cuando existe este padecimiento se pierden no solo un deterioro hormonal significativo, sino que además también afecta la pérdida de las células de las neuronas.

La medicina biomolecular tiene todas las herramientas para tratar estos tipos de afecciones revertir los procesos, y mejorar la calidad de vida de los pacientes.