Prolapso, ¿Qué es y porque se produce?

El prolapso es un problema femenino que viene acompañado de una sensación de pesadez en la zona genital, esto hace que la misma padezca muchas veces de incontinencia, dolor, molestias y dificultades en sus relaciones sexuales.

prolapso genital

El prolapso aparece cuando hay un descenso de un órgano desde su posición normal, y en el caso del prolapso genital, se produce cuando los órganos pélvicos descienden a la zona más débil de la pelvis y por efecto de la gravedad pueden asomar por algún orificio, ya sea la vagina o el ano.

Músculos, ligamentos y otras estructuras sostienen el útero en la pelvis. Si estos músculos y estructuras están débiles, el útero cae hacia la vía del parto, lo cual se denomina prolapso. Otros factores que pueden causar o llevar al prolapso uterino abarcan:

  • El envejecimiento normal.
  • La falta de estrógenos después de la menopausia.
  • Cualquier factor que ejerza presión sobre los músculos pélvicos, como la tos crónica y la obesidad.
  • Tumor pélvico (infrecuente).

Hay condiciones físicas en la mujer que predisponen a la aparición del prolapso, a veces es por un bajo tono muscular o laxitud en sus tejidos, pero también pueden darse en algunos casos donde la mujer ha tenido muchos partos o períodos de expulsión demasiados largos, bebés de gran tamaño, obesidad, el climaterio o la presencia de miomas uterinos o cualquier otro tipo de tumoración que aumente el peso de los músculos pélvicos  en forma constante.

Síntomas de prolapso

  • Sensación de estar sentada en una bola pequeña.
  • Relación sexual difícil o dolorosa.
  • Micción frecuente o necesidad urgente y repentina de vaciar la vejiga.
  • Lumbago.
  • Protrusión del útero y el cuello uterino a través de la abertura vaginal.
  • Infecciones vesicales repetitivas.
  • Sensación de pesadez o tracción en la pelvis.
  • Sangrado vaginal.
  • Aumento del flujo vaginal.prolapso_rectal1

Hay estudios realizados que aseguran que casi el 68% de las mujeres que ha tenido un parto, padecen de alguna manera algún tipo de prolapso, muchas veces asintomático, pero hay diferentes tipos de esta patología, y lo mejor para tratar la incontinencia urinaria producida por los mismos, es consultar con tu ginecólogo, ya que con algunos ejercicios se puede corregir, y evitar este malestar que solemos padecer las mujeres.

Existen algunos procedimientos quirúrgicos que se pueden llevar a cabo sin extirpar el útero, como la fijación sacroespinosa. Este procedimiento implica el uso de los ligamentos cercanos para sostener el útero.

A menudo, se utiliza una histerectomía vaginal para corregir el prolapso uterino. Cualquier descuelgue de las paredes vaginales, la uretra, la vejiga o el recto también se puede corregir quirúrgicamente al mismo tiempo. No dudes en realizar las consultas pertinentes.

  • NOTA: Este post ha sido editado  para mejorar la calidad de su contenido…