Insomnio, y los efectos del tabaco

tabaquismo

Todos conocemos los efectos nocivos del tabaco, lo cierto es que además de ser el principal causante de diversas enfermedades pulmonares y respiratorias, también repercute en nuestro descanso, lo cual puede subir los niveles de estrés y cansancio, dadas las apneas de sueño y otros tipos de inconvenientes que al consumirlo podemos llegar a padecer.

Estudios lo confirman

Un estudio realizado por la escuela médica Charite, en Berlín, que ha encontrado un vínculo entre la adicción al tabaco y los trastornos del sueño. A través de una muestra compuesta por 1.100 fumadores y 1.200 no fumadores, los investigadores alemanes descubrieron que el 17% de los adictos a la nicotina dormían menos de seis horas diarias de media, y que el 29% de ellos reconocían no descansar adecuadamente por las noches. Por el contrario, solo un 7% y un 19% de los no fumadores, respectivamente, admitía sufrir tales problemas.

Aunque los datos no demuestran que el tabaco sea el factor principal que conduce a estas situaciones, la encuesta se aseguró de que los sujetos de la muestra no mantuvieran un historial de trastornos psiquiátricos y mentales. Por tanto, el estudio concluye con determinación que el hábito de fumar, al menos, contribuye de forma importante a intensificar los problemas derivados de la falta de sueño, una tendencia que afecta principalmente a aquellos que consumen alcohol con regularidad y tienen problemas de peso.

Inconvenientes que padece un fumador

  • Las personas fumadoras, entre otros males padecen de un mal descanso, apneas, y pesadillas.
  • Bruxismo, o rechinar los dientes, provocando un desgaste innecesario de las piezas dentarias.
  • Hipercapnia, esto responde a un aumento de los niveles de dióxido de carbono en la sangre, e hiperventilación alveolar, que es la disminución del ritmo respiratorio que afecta la calidad de aire que ingresa a los pulmones.
  • Apneas obstructivas, provocadas por el humo que afecta las vías respiratorias.
  • Despertares frecuentes, sueño fragmentado debido muchas veces a la necesidad de nicotina que requiere el cuerpo durante las horas de abstinencia.
  • Problemas para mantener y conciliar el sueño, el insomnio se da por el efecto estimulante que posee la nicotina sobre el sistema nervioso.
  • Ronquidos, como se produce una inflamación de las vías respiratorias muchas veces se puede provocar edema en la parte alta de las vías aéreas.

También debemos recordar que cuando el fumador toma la decisión de abandonar el hábito del cigarrillo, puede suceder que con las terapias alternativas de reemplazo de nicotina, padezca cualquiera de estos inconvenientes antes mencionados. Anímate a dejar el tabaco.

Foto: Gracias a b0r0da


Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/saluddiaria.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326