Vacunas que necesitan los adultos

vacunas
Las inmunizaciones le ayudan a nuestro cuerpo a protegerse de las enfermedades. Estas, que usualmente son llamadas vacunas, en la mayoría de casos son hechas con una parte del organismo que causa la enfermedad ya sea que esté muy débil o muerto, pero esa cantidad no es suficiente para que adquieras la enfermedad, pero es suficiente para que tu sistema inmune haga anticuerpos que pueden reconocer y atacar a ese organismo si algún día estás expuesto a él.

Las vacunas que se necesitan como adulto dependen de la edad, del género, del estilo de vida, de la salud general que se tenga, de los planes de viaje que se tengan y de las que se adquirieron cuando se era niño. Debes hablar con doctor sobre el tema, pero dependiendo de la situación de adulto puedes necesitar vacunas contra la gripe, el virus del papiloma humano, la enfermedad del neumococo, tétano, la varicela, la hepatitis A y B, la rubeola, el polio y la difteria, entre algunas otras.

Los efectos secundarios de las vacunas son mínimos y casi que ni ocurren. Tu doctor te puede dar más información al respecto, pero algunas de ellas incluyen una fiebre baja, un sarpullido leve entre siete y catorce días después de las vacunas de varicela y de la rubeola, entre otras; enrojecimiento, una leve hinchazón y un pequeño dolor en donde se puso la inyección; mareo y algún dolor temporal en las articulaciones.

Si se tienen otras reacciones más serias como problemas para respirar o una fiebre que supere los cuarenta grados centígrados, aunque son muy raras, se debe consultar al médico de urgencia. Sin embargo, debes tener en cuenta que es mucho más peligroso arriesgarte a contraer una de estas enfermedades que arriesgarte a algún efecto adverso de la vacuna.

Foto: alvi2047