Hipertensión arterial en la tercera edad

El mantener durante mucho tiempo la presión arterial alta es un factor de riesgo para nuestro organismo y lamentablemente no se puede eliminar se debe tomar consciencia y controlarla eficazmente. Sobre todo en la tercera edad, que el cuerpo va padeciendo ciertos deterioros propios del avance de los años.

Generalmente la hipertensión arterial no molesta, ni se manifiesta, hasta el momento en que ya ha provocado severos daños en el organismo, es por eso que se debe medir periódicamente, y si la persona ya padece de trastornos de hipertensión arterial, es conveniente que sea precavido y tenga presente lo que describimos más abajo, para mantenerse saludable y colaborar con un buen estilo de vida.

  • Se debe evitar la sal de mesa, y los alimentos ricos en sodio, si la comida ya posee algo de sal, no le agregue más del salero.
  • Elimine el sobrepeso, a cada edad y altura le corresponde un peso determinado que es el adecuado, en el caso de excederse realice una dieta equilibrada y controlada por un especialista.
  • Practique actividad física, en la tercera edad, los ejercicios además de colaborar con la presión alta, pueden mantener más saludables los huesos, y ágil a quienes los practican.
  • No consuma alcohol, y no fume.
  • Tome siempre la medicación indicada por el especialista ya que por más que se sienta a la perfección no quiere decir que pueda dejar los medicamentos, reducir la dosis o medicar algo sin consultarlo.