Enfermedades psicosomáticas

La medicina oriental parte de un principio básico, toda afección del cuerpo tiene raíces emocionales o espirituales, y se debe al desbalance que esto genera. La relación de la mente sobre el cuerpo es bien clara, del mismo modo que las enfermedades físicas influyen en nuestro estado de ánimo y nos provocan temor, miedo o preocupación, muchos problemas psicológicos provocan síntomas físicos.

enfermedades psicosomaticas

Las enfermedades psicosomáticas son muy frecuentes, casi un 12% de la población europea sufre estas molestias y se considera que una cuarta parte de las personas que acuden al médico de atención primaria presentan este tipo de enfermedades. Sin embargo, la medicina occidental se ha especializado en tratar los síntomas de diversos males sin enfocarse efectivamente en las causas.

De la mente al cuerpo

En primer lugar, hay que aclarar que la persona que padece enfermedades psicosomáticas no está loca, no es hipocondríaca ni está inventando sus afecciones. Muy por el contrario, quien sufre una enfermedad psicosomática está inconscientemente reflejando en su cuerpo un problema emocional. Por ejemplo, muchas personas manifiestan sentir problemas del estómago cuando están nerviosas, o dolores de cabeza cuando están tensas.

Sin embargo, la somatización a veces traspasa estos males comunes y puede causar graves enfermedades. Louise Hay, en su libro Usted puede sanar su vida, recopila varias razones emocionales para los males físicos más comunes. Por ejemplo, asegura que el cáncer está relacionado con resentimientos del pasado y heridas emocionales profundas, el mal de Parkinson con miedos y deseos de control, el Alzheimer con la incapacidad para seguir viviendo, y los problemas de tiroides con humillaciones, entre otros.

Síntomas somáticos más frecuentes en las consultas médicas

  • Dolor de espalda, 71%
  • Mareos, vértigos, 65%
  • Dolor en extremidades, 60%
  • Gases en el estómago, 52%
  • Dificultad al respirar, 50%
  • Palpitaciones, taquicardia, 49%
  • Dolor en articulaciones, 45%
  • Dolor en el pecho, 44%
  • Náuseas, 43%

¿Cómo tratarse?

Es correcto tratar los síntomas con medicamentos para que éstos disminuyan, especialmente en casos de enfermedades graves. Lo incorrecto es obviar los motivos reales que ocasionan la enfermedad. Muchos pacientes reinciden sin ninguna razón en enfermedades erradicadas, o manifiestan nuevas dolencias una vez que las primeras son curadas. Esto es un claro ejemplo de lo que puede suceder si no se trata el verdadero motivo que ocasiona la enfermedad.

Para tratar la parte emocional, se puede recurrir a medicina tradicional china, psicoterapia convencional o terapias alternativas. A la hora de elegir el tratamiento para los males emocionales, lo importante es que el paciente se sienta cómodo con el método y realmente crea que va a funcionar. Por eso, deben explorarse varias opciones hasta hallar la más confortable para el afectado.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…