Diversas aplicaciones de la sal andina o rosada

La sal rosada entre otras cosas es muy utilizada para combatir diferentes tipos de afecciones, sobre todo el reuma, la artritis y la osteoporosis, la cual se encarga de disminuir las molestias causadas por este tipo de enfermedades.

Para aprovechar las propiedades de la sal andina y tratar procesos artríticos, o de reuma y osteoporosis, se debe tomar en ayunas una cucharadita de la solución salina diluida en un vaso de agua  y la misma solución puede utilizarse para realizar emplastos en la zona dolorida que luego deben cubrirse con un paño seco y dejar unos minutos.

La sal andina por otra parte suele utilizarse para realizar masajes energizantes, sobre todo cuando uno se siente cansado, se puede realizar un masaje corporal exfoliante con sal rosada, debe preparar una mezcla con 3,5 partes de sal rosada molida finamente y una parte de aceite de almendras, sésamo, rosa mosqueta al que le puede agregar algún aceite esencial de lavanda o limón que sean de su preferencia, mezclar bien y realizar masajes energéticos suaves sobre todo el cuerpo, luego deberá darse una ducha de agua caliente, y quedarse cubierto durante una hora con una manta, de esta manera se activa la circulación y por lo tanto las células, una vez terminado el proceso de calor puede volverse a duchar con agua caliente y secarse sin frotar.

También puede utilizar la solución salina preparada con sal andina, para tratar afecciones bucales como encías, aftas bucales, hongos y llagas en los labios.