Cuidados para los cálculos biliares

calculos-biliares

Al igual que los cálculos renales, los cálculos biliares son acumulaciones de calcio, pero además estos se producen por excesos de colesterol y pigmentos biliares que se forman en la vesícula o en el contorno biliar. Mientras se están formando no avisan ni representan síntomas, y cuando aparece el dolor, ya es tarde para eliminarlos con la dieta, (en el caso de los más grandes hay que recurrir si o si a la cirugía) Sin embargo para evitar que se formen la alimentación adecuada es importantísima.

Debemos ingerir diariamente alimentos con cascarilla, cereales integrales por ejemplo, y alimentos ricos en fibra soluble, que facilitan el tránsito intestinal, como frutas secas y frescas, verduras de hoja verde, legumbres y avena. El alcaucil o alcachofa es muy recomendable ya que según teorías contiene en sus propiedades sustancias que ayudan a prevenir los cálculos.

En cuanto a las bebidas deberíamos beber grandes cantidades de agua al día, al menos 3 litros, tomar agua de decocción de alcauciles o boldo. Las infusiones de diente de león contribuyen con la disolución de cálculos, aunque ninguna es mágica y siempre hay que tener paciencia. Lo mejor ante la duda, es seguir claramente las indicaciones del especialista, y mantener una alimentación saludable, para prevenirlos.

Foto: 21958638@N03