Alcohol y obesidad ponen en riesgo de cáncer de mama

Además de las mastectomías profilácticas, que se hacen mujeres que tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer de seno, o tomar drogas para prevenir la recurrencia de un cáncer preexistente; existen muy pocas cosas que se puedan llamar como preventivas para este tipo de enfermedad, pero existen algunos cambios en el estilo de vida que pueden reducir el riesgo de que la desarrollemos.

Uno de los consejos que dan doctores expertos es el que las mujeres limiten el consumo de licor a dos o tres tragos a la semana. Esto es porque se cree que el alcohol, incluso en cantidades pequeñas y sólo una vez al día, incrementa las posibilidades de que una mujer desarrolle cáncer de seno. Por lo que te recomiendo disminuir el consumo de cervezas, vinos y otros licores fuertes.

Otro consejo importante, y no sólo para evitar este tipo de cáncer sino para también tener una mejor salud en general, es mantener tu peso ideal o rebajarlo si están un poco en sobrepeso. Porque en varios estudios se ha llegado a la conclusión de que las mujeres que tienen sobrepeso o que están obesas, en especial se ya han llegado a la menopausia, tienen mayores riesgos para desarrollar este tipo de cáncer.

Esto sucede en especial si ganas la mayor parte de tu peso cuando ya eres una mujer adulta. Además la experiencia de los doctores especializados en este tipo de cáncer, es que este tipo de mujeres además de tener más posibilidades de esta enfermedad, también tienen una tasa de supervivencia más baja y unas mayores probabilidades de tener un tipo de cáncer más agresivo.