El exceso de sodio, un mal a largo plazo

sal

En casi todo el mundo la mayoría de la población consume diariamente, casi el doble de sodio recomendado. Si bien los problemas asociados a este exceso no son visibles en un primer momento, es un mal que se va acumulando con el tiempo.

Sin duda, la ingesta de sodio más reconocida la realizamos por medio del cloruro de sodio o sal de mesa, sin embargo, también está presente en todos los alimentos, como un integrante natural o como un ingrediente añadido durante el proceso de elaboración. La mayor parte de los alimentos procesados, carnes, pescados ahumados, conservas, sopas preparadas y alimentos congelados lo contienen.

Aunque no se note en su sabor, la presencia de sal en todos estos alimentos suele ser bastante alta, además muchos alimentos pre-cocinados o en conserva, llevan aditivos saborizantes a base de sodio (glutamato monosódico, fosfato disódico, cloruro sódico, benzoato de sodio, propionato sódico etc). y concentra una buena dosis de este mineral.

Dada la constante presencia del sodio en los alimentos, es raro que haya una carencia de este mineral, pero de producirse, generalmente es cuando existen periodos de deshidratación. Cuando esto ocurre se receta suero, como forma de contrarrestar la falta de sodio, entre los eventuales síntomas de una carencia de dicho mineral, están los propios de la deshidratación, mareos, nauseas y baja presión arterial.

Las necesidades aumentan al tomar diuréticos, sobre todo si los utilizamos para adelgazar, con visitas regulares al sauna y en casos de ejercicio intenso en épocas de calor, ya que conduce a pérdidas de líquido y también en casos de diarrea o vómitos, por lo que se hace necesario ingerir líquidos enriquecidos en sodio.

La organización Mundial de la Salud,(OMS) recomienda no consumir más de seis gramos de sal cada día, aunque depende de las edades. Por un asunto orgánico, los adultos mayores deberían disminuir su consumo, ya que sus venas cada vez se hacen más estrechas, y se dificulta la circulación de la sangre. Sin embargo, todas las personas, nos excedemos en nuestro consumo de sal, ya que ingerimos entre 10 a 12 grmos diarios en todas nuestras ingestas.

Foto: nicolas_lovisolo