Uso medicinal de la Celidonia

La Celidonia tiene la particularidad de florecer cuando emigran las golondrinas, es una planta nativa de Europa, crece en el norte de África, en el oeste de Asia, y en América  las orillas de los ríos y setos.

Se la conoce como celidonia mayor, cirigüeña, o golondrinera, y se la utilizaba en la herboristería occidental y en la China, como un poderoso relajante muscular, antiespasmódico y para mejorar los problemas visuales de cataratas.

En homeopatía se utiliza parte de su flor y raíz para obtener la pulpa y luego preparar diversos remedios homeopáticos.

Se la utiliza para tratar estados agresivos, sobre todo en aquellas personas que tienden a ser más prácticas que intelectuales, para tratar problemas hepáticos de riñones, vesícula biliar, intestinales y de pulmones.

  • Hepatitis; disminuye los síntomas del hígado dilatado, la piel amarillenta y el abdomen prominente que suele aparecer en ésta enfermedad.
  • Cálculos biliares; en estos casos es indicada para reducir el dolor agudo que producen los mismos, cuando quedan atrapados en los conductos biliares y provocan además de dolor inflamación.
  • Dolores de cabeza; la homeopatía la indica para tratar la sensación de pesadez, entumecimiento facial, y neuralgias.
  • Dolores musculares; también se la suele aplicar para aliviar ciertas molestias, en los músculos de los hombros cuando éstos se encuentran inflamados y provocan diversas sensaciones a los pacientes que lo padecen.