Propiedades de los fitoesteroles

Los fitoesteroles son compuestos naturales que provienen generalmente del aceite de girasol o de soja, con el cometido de bloquear en colesterol en los intestinos donde luego se realiza la absorción de minerales.

El colesterol en sí no es malo, lo que resulta perjudicial es cuando el mismo se encuentra en exceso en el organismo, sobre todo cuando se eleva el colesterol malo, o hay un desequilibrio entre el colesterol malo y el bueno.

El colesterol es obtenido en el organismo a través de los alimentos y recibe el nombre de colesterol exógeno y una vez que se sintetiza en el cuerpo toma el nombre de colesterol endógeno.

La parte del colesterol que no se utiliza se excreta en el intestino en la bilis, y degrada los ácidos biliares, por lo tanto en el intestino parte se absorbe y parte se excreta en las heces.

Los fitoesteroles no son bien absorbidos por  el tracto gastrointestinal, por lo cual su acción hipercolesterolémica se limita solamente a trabajar en el intestino donde se encarga de inhibir tanto el colesterol exógeno como endógeno. Como los fitoesteroles no pueden ser producidos por nuestro organismo, llevar una dieta balanceada y nutritiva para incorporarlos es sumamente importante, ya que los mismos disminuyen el colesterol total en un 10% y el colesterol malo en un 13%, sin alterar los valores del colesterol bueno.

Gracias a estas propiedades los fitoesteroles deben ser incorporados a la dieta ya que son nutrientes que colaboran en gran medida para disminuir el riesgo cardiovascular y las enfermedades relacionadas con los mismos.