Consejos para una dieta saludable

La rutina diaria cada día aleja más el modelo de dieta saludable. Cada día, un mayor porcentaje de personas omiten una comida diaria, consumen alimentos procesados hasta dos veces al día y tienen serios desbalances nutricionales.

nutricion

Prueba de ello es el aumento de las cifras de obesidad y padecimientos relacionados con la incorrecta nutrición, como la anemia. Gobiernos y empresas intentan con diversas alternativas, ganarle la batalla a estos números.

Alimentarnos sanamente

Balance nutricional en teoría, una comida completa debería incluir carbohidratos, proteínas y grasas. También hay que tomar en cuenta que a diario se deben consumir frutas, vegetales, lácteos o sus derivados, carnes rojas y blancas o granos en sustitución y al menos 2 litros de agua. Esta misión resulta particularmente difícil para una persona que trabaja 8 horas al día, dedica una o dos horas a transportarse de un sitio a otro y cumple con cada vez más compromisos.

Para conservar el peso adecuado sólo debes seguir algunas sencillas reglas y procurar alimentarte lo más sanamente posible.Consumir alimentos diferentes, variar en cuanto a verduras, cereales, legumbres y frutas. Aquí es donde reside el éxito de la alimentación equilibrada.

Consejos saludables para que la nutrición no se salga de control

  • Nunca omita el desayuno. Coma lo suficiente en la mañana.
  • Realice tres comidas ligeras al día, y dos meriendas a media mañana y a media tarde.
  • Cocine en casa y lleve la comida para el almuerzo. La comida casera es más saludable.
  • Si debe comer en la calle, prefiera ensaladas aderezadas con aceite de oliva, vinagre, orégano, pimienta, limón y otros aderezos naturales y bajos en grasa.
  • Consuma las carnes a la plancha en lugar de fritas y beba agua o zumos naturales en lugar de refrescos.
  • Consuma muchas verduras, papa y frutas frescas.
  • Evite el exceso de salsas. Esconden muchas grasas y calorías.
  • Prefiera las barras nutricionales a los postres. Contienen más fibra y menos azúcares.
  • Consuma menos grasas o alimentos ricos en grasas.
  • Lleve consigo una botella de agua. Probablemente no se hidrate lo suficiente.
  • No deje de cenar. Consuma algo ligero para evitar sufrir de hipoglicemia en la noche.
  • Consulte la posibilidad de ingerir suplementos nutricionales, especialmente de las vitaminas que están menos presentes en su dieta.
  • Comer variado pero no demasiado.
  • Más cereales integrales.
  • Pocos dulces, azúcar y miel.

Es recomendable contar con la asesoría de un nutricionista, especialmente si sufre malestares. Estos podrían deberse a una inadecuada alimentación.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…