Actividad física, fundamental para mantener nuestra memoria

Mucho de nosotros ejercitamos nuestra memoria resolviendo problemas, haciendo crucigramas o palabras cruzadas y muchos juegos de ingenio para mantenerla activa, mediante una correcta concentración.

De todos modos no hay motivos para padecer de una mala memoria, ya que una de las razones fundamentales para mantenerla activa es que las funciones cerebrales superiores, justamente son aquellas que nos permiten desenvolvernos cotidianamente, tanto en nuestras vidas profesionales, la vida afectiva, social, intelectual, pero además colabora con nuestro desarrollo psicológico.

Muchos especialistas aseguran que ejercicios simples y básicos como los de estiramiento, o aquellos que requieren de concentración en nuestra respiración y reconocimiento del cuerpo, ayudan a ejercitar saludablemente nuestro cerebro y mejorar todas sus funciones.

Todos los ejercicios de estiramiento permiten integrar las regiones de nuestro cerebro, tanto la anterior como la posterior. Por eso realizar actividad física al menos 3 veces por semana es un hábito más que saludable, ya que casi todos conocemos los beneficios del deporte con respecto a la salud, también podemos decir que al ejercitar nuestro cuerpo, estamos ejercitando nuestra memoria, y optimizando el desarrollo y desempeño del resto de las actividades que realizamos día a día. Una razón más para adquirir el hábito del ejercicio físico.