Cómo identificar el estrés crónico

El estrés crónico es uno de los males de nuestro tiempo y sin dudarlo un gran porcentaje de la población mundial asegurará que lo tiene. Esta clase de estrés lo podemos identificar porque todo nos molesta, le contestamos con molestia hasta a nuestros seres más queridos y empezamos a imaginar momentos lejanos de nuestro trabajo como salir a tomar un café con los amigos o simplemente llegar a la casa a ver la televisión.

Los expertos estiman que cerca de la mitad de los adultos de los países occidentales sufren o han sufrido de estrés crónico. Y todo porque tenemos unos horarios laborales para los que no tenemos el tiempo suficiente, lo que causa que los momentos con la familia, con los amigos e incluso simplemente para hacer algo que nos gusta sea inexistente, teniendo que cargar todo el día con el estrés del trabajo.

Y es este estrés crónico el que afecta gravemente nuestra salud, todo porque es el causante que tu sistema inmune se debilite y de que se incremente el riesgo de sufrir de varias enfermedades, algunas más graves que otras como son aquellas cardiacas e incluso la depresión. Y tal vez es por eso que cuando se tienen temporadas de estrés, también las enfermedades nos afectan más rápido.

Además el estrés crónico hace que casi no duermas, que comas en grandes cantidades, que no tengas tiempo para hacer ejercicio y que en general no saques tiempo para tu diversión. Sin embargo, no todo en el estrés es malo, porque en pocas cantidades hace que te puedas concentrar mejor, que puedas controlar mejor tus emociones y que mejore tu memoria, en especial cuando estás estudiando.