Los niveles de estrés repercuten en nuestra memoria

Cuando padecemos de largos períodos de estrés nos exponemos a la posibilidad de que el mismo afecte la capacidad de recordar datos que usamos cotidianamente.

Es por eso que la vida agitada que se lleva hoy requiere de que reconozcamos cuando estamos sobrepasados, para que el mismo no nos afecte. Al padecer de estrés crónico, al mismo tiempo se genera un nivel elevado de la hormona llamada cortisol.

Esta situación puede afectar la memoria declarativa verbal, que es la capacidad de recordar palabras, números telefónicos o datos que utilizamos por lo general todos los días. Es ahí que las personas expuestas a exceso de estrés, pierden la concentración y a veces no recuerdan datos que usaron hace un momento.

El cortisol es una hormona producido por las glándulas suprarrenales, y aumenta su concentración  en el cerebro cuando hay gran cantidad de estrés, ya sea físico o psicológico, lo que termina por reducir la capacidad de la memoria del paciente que lo padece. Cuando el estrés es crónico, el organismo poco a poco va cambiando y desarrolla una mayor tolerancia a los niveles elevados de cortisol.

Por eso es necesario que tomemos conciencia, y al menos le dediquemos una hora al día a la actividad física y la relajación, de esta manera podremos llevar siempre una vida saludable, y nuestra memoria se mantendrá en correcto estado.


Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/saluddiaria.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326