Beneficios de practicar yoga

yoga

Los científicos del mundo observan con asombro una realidad que los instructores de yoga conocían desde hace tiempo: la práctica de esta disciplina regularmente construye una masa ósea disminuyendo en muchos casos las probabilidades de contraer osteoporosis. El yoga mantiene el esqueleto óseo sano y fuerte porque a través de asanas que son posturas que realiza el yoga, se pueden obtener beneficios como los que exponemos más abajo.

  • Se realizan importantes rotaciones de articulaciones y de la columna vertebral: Muchas de las posturas del yoga rotan ampliamente las articulaciones y nuestra columna en diferentes direcciones, reduciendo significativamente el avance de la rigidez y del deterioro, manteniéndolas así en excelente estado.
  • Fortalece los músculos: esta disciplina fortalece la parte superior de los brazos, los hombros y los músculos de la espalda, porque quienes la practican deben soportar su propio peso durante las posturas invertidas. También los de la parte superior del fémur que en ciertas posturas de equilibrio, se alterna dicho peso entre una pierna y la otra.
  • Aumenta la densidad ósea: por medio de posturas en las cuales hay que sostener el peso corporal. A diferencia de otra forma de ejercicios, como las caminatas, la danza, el trote o los aeróbicos, el yoga hace que el esfuerzo de sostener el peso del propio cuerpo no se realice exclusivamente en las piernas, sino con la parte superior del cuerpo y con los brazos. Esta distribución del peso se realiza a través de las posturas invertidas como la del cuervo, en la que se fortalecen notablemente los brazos hombros muñecas y manos.
  • Equilibra la producción de estrógenos, progesterona, calcio y niveles de adrenalina,  lo cual ayuda a mantener la densidad de los huesos. Antes y durante la menopausia la práctica regular de yoga produce una transición equilibrada, debido al incremento del balance hormonal. Esto ayuda a regularizar, ovarios hipotálamo y pituitaria, los verdaderos disparadores del sistema endocrino que generan la menopausia. Además regula la producción de las hormonas responsables de mantener el nivel de calcio en nuestro organismo. Cuando el sistema funciona bien, tanto el envejecimiento prematuro como la pérdida de densidad ósea, pueden ser prevenidos.
  • Mejora la respiración, que es una parte fundamental de esta práctica, implementando diferentes técnicas, como respiración rítmica, profunda o pranayamas, que se usan en las posturas, especialmente para calmar estados de tensión, lograr equilibrio emocional, y prepararse para la meditación, o relajación.

Foto: serdelsol