Contraindicaciones del castaño de indias

El castaño de indias en la antigüedad era conocido por sus propiedades para tratar la tos y reducir la fiebre, como así también para tratar problemas osteoarticulares y reumatismos. El mismo es uno de los remedios más naturales para fortalecer las arterias, y es una planta que posee además propiedades vetónicas, antiespasmódicas, astringentes y desinflamatorias.

Como cualquier otro remedio natural necesita de ciertas precauciones al momento de su consumo ya que sus frutos y su cáscara verde  contienen sustancias tóxicas, entre ellas la aescina, es por ello que se recomienda consumirla moderadamente para no provocar intoxicaciones.

Los síntomas más característicos de una intoxicación con castaño de indias son, problemas en el aparato digestivo, vómitos, dolor de estómago, fiebre y dolor de cabeza.

Así mismo hay que prestar atención con los brotes y tallos tiernos, que al igual que las hojas y las flores en menor medida, contienen glucósidos de aesculina, que también puede resultar tóxica en casos de anticoagulación. Por lo tanto nos cabe destacar que el castaño de indias es una hierba que no debe ser utilizada durante el embarazo o en la lactancia ya que presenta trastornos para la coagulación sanguínea, y tener presente que cualquier tratamiento que contenga sustancias como la aescina pueden causar trastornos gastrointestinales  y picor en la piel del paciente.

Foto: Gracias a fieldus