Dejar las carnes rojas por tu salud

Existen varias razones para eliminar las carnes rojas de tu dieta, además de muchas que tienen que ver con formas de pensar y ver la vida, las más importantes para ti deberían ser las que tienen que ver con tu salud. Haz el intento de eliminar las porciones de carnes rojas de tu dieta a pocas veces al día y verás como poco a poco tu salud irá mejorando.


Las comidas animales, entre las que se destacan las carnes rojas, son las fuentes principales de grasas saturadas de tu dieta. Esas son las clases de grasas que van taponando nuestras arterias y causando problemas, así que eliminar carnes como la de res, de cerdo y hasta de pollo, puede reducir ampliamente los riesgos de que sufras de problemas cardiacos y de algunos tipos de cáncer.

Y lo que es mejor de toda la idea de que elimines las carnes rojas de tu dieta está en que te verás más en la necesidad de comer más vegetales para compensar y consumir los nutrientes y proteínas que necesitas. Sólo debes añadir una porción de vegetales o de frutas a tu almuerzo cada día, como una media taza de brócoli o de melón, haciendo así que los riesgos de ataques cardiacos se disminuyan aún más.

También los que quieren cuidar el planeta sabrán que la industria ganadera crea cerca de una quinta parte de los gases que causan el efecto invernadero y ocupa más de un treinta por ciento de la tierra usable del planeta. Así que si quieres ayudar a cuidar el planeta simplemente debes eliminar una ingesta diaria de carne y así colaborarás a que nuestra tierra no se acabe tan rápidamente.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…