Cuidados para no sudar los pies

pies-sudorosos

Producción excesiva de sudor en los pies, que al ser degradado o modificado por las bacterias de la piel, y producen mal olor. La cantidad de sudor que producen las glándulas sudoríparas, de los pies, dependen de aspectos genéticos o hereditarios, y de diversos actos. Hay personas que «de familia» sudan mucho, tanto en los pies como en otras partes del cuerpo.

La utilización del calzado estrecho, poco ventilado y con medias de nylon, aumentan la producción de traspiración. En cualquier caso, si el sudor no es eliminado rápidamente, (lavados de pies, cambios de medias diariamente), las bacterias atacan el ácido úrico dando lugar a un desagradable olor característico.

Recomendaciones

  • Ácido bórico: Una vez por mes, antes de acostarse, y tras lavarse los pies con jabón, aplique polvo de ácido bórico entre los dedos, la planta y el empeine. Luego pongase medias limpias.
  • Bicarbonato: El remedio anteriormente descrito puede realizarse empleando el bicarbonato en lugar de ácido bórico.
  • Aceite de ciprés: Todos los días masajee sus pies con ayuda de aceite de ciprés.

En cuanto a la prevención de la sudoración excesiva en los pies, utilice calzados amplios, poco ajustados, que permitan la correcta respiración del pie, y utilice medias de algodón, no utilice zapatos de goma o plástico u otro material que no sea natural como el cuero.

Foto: jorgemiente