Tomarse las manos puede reducir el estrés

Existe una razón psicológica por la que tomamos la mano de otra persona en momentos difíciles, en especial la de nuestra pareja o personas más cercanas, como cuando estamos preocupados o angustiados, cuando estamos viendo una película de terror o suspenso, o estamos esperando noticias.

Tomarse las manos

Lamentablemente hay mucha gente que no cuenta con las herramientas adecuadas para lidiar con el estrés y la ansiedad. Ya sea porque las ignoran o porque piensan que tomar una píldora es la solución. Bien, existen formas saludables de lidiar con estos problemas.

La ansiedad es uno de los resultados de estar demasiado estresado. La ansiedad proviene de sentir que cierto factor estresante no se puede controlar. Esta situación hace que uno se sienta fuera de control. La ansiedad es la reacción normal al estrés y a veces puede ayudarnos a lidiar con ciertos problemas de la vida. Sin embargo, cuando sentimos demasiada ansiedad, puede convertirse en un trastorno de la ansiedad.

Cuando uno experimenta ansiedad se presentan varios síntomas: dolor en el pecho, falta de aire, dolores de estómago, debilidad y tensión muscular, transpiración, temblores, presión arterial alta, problemas para concentrarse, tensión, piensa que sucederá lo peor y tiene pesadillas. También se puede sentir mucho miedo o pánico, además se pueden sufrir ataques de pánico. Generalmente hay una percepción de un miedo real durante el ataque de pánico; sin embargo, este miedo es irracional. Por esa razón hoy te traemos la mejor herramienta para lidiar con el estrés.

Estudios lo confirman

Expertos en psicología han revelado que el tomar la mano de una persona por la que tenemos afecto, nos ayuda a combatir el estrés. En un estudio realizado en dieciséis parejas, los investigadores utilizaron una máquina de resonancia para monitorear los cerebros de una de las personas de la pareja mientras estaban bajo la amenaza de un choque eléctrico.

Los investigadores descubrieron que cualquier persona que estuviera tomando la mano de otra tenía más relajación en el cerebro, pero el sostener la mano de la pareja causa menos actividad en las regiones del cerebro que son las encargadas de liberar las hormonas por el estrés.

Entre mayor y más profunda sea la intimidad entre la pareja, mayor será el efecto calmante que el tomarse las manos produzca. Así que a la próxima vez que tengas momentos de angustia, de preocupación y de estrés, lo mejor es que busques la mano de alguien a quien aprecies, y si es la de tu pareja mucho mejor.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….

Foto: batega