Medicamentos de uso común

Lo más recomendable para su salud es que todo medicamento sea recetado por un médico luego de una evaluación previa. Sin embargo, usted puede tomar una actitud mucho más activa respecto a los medicamentos que consume, para evitar cualquier efecto no deseado.

medicamentos uso comun

Guía podrá conocer las utilidades y acciones de algunos de los medicamentos de uso común en el hogar.

Analgésico: Medicamento que calma en dolor. Las versiones que se venden sin receta médica son los que no contienen esteroides y alivian dolencias menores o intermedias. Para dolencias agudas, se recetan analgésicos con contenido en esteroides, los cuales pueden causar adicción si se administran de manera indiscriminada.

Antihistamínico: Producto que contrarresta la producción excesiva de histamina, químico corporal que causa las reacciones alérgicas. Los antihistamínicos-H1 se usan en el tratamiento de las enfermedades alérgicas provocadas por la histamina, entre las que se pueden citar:

  • Rinitis alérgica.
  • Conjuntivitis alérgica.
  • Enfermedades dermatológicas alérgicas (dermatitis de contacto).
  • Urticaria.
  • Angioedema.
  • Diarrea.
  • Prurito (dermatitis atópica, picaduras de insectos).
  • Anafilaxis (sólo como tratamiento adicional).
  • Náuseas y vómitos (antihistamínicos-H1 de primera generación).
  • Sedación (H1 de primera generación).

Broncodilatador: Fármaco que relaja los bronquios durante una obstrucción para facilitar la correcta respiración. Un broncodilatador puede ser endógeno, es decir, que se origina dentro del cuerpo o un medicamento que se administra con el fin de tratar dificultades para respirar, especialmente útiles en enfermedades obstructivas crónicas como el asma o EPOC. Los broncodilatadores tienen efectos controvertidos y aún no se ha demostrados su importancia en la bronquiolitis y otras enfermedades pulmonares restrictivas.  Se receta a pacientes asmáticos, alérgicos o enfisematosos.

Antipirético: Medicina que disminuye la fiebre. Por lo general contiene paracetamol o ácido acetilsalicílico. El ácido acetilsalicílico o aspirina, antipirina, fenacetina, y el paracetamol acetaminofén, el ibuprofeno y la dipirona son los antipireticos mas comunes.

Antigripal: Medicamento que alivia los síntomas de la gripe y el resfriado. Suele contener una combinación de analgésicos, antipiréticos y antihistamínicos, por lo que no se recomienda su mezcla con otros tratamientos.

Corticosteroides o corticoides: Hormonas con efecto antiinflamatorio. Se recetan para casos de asma, enfermedades pulmonares y dolores agudos producidos por inflamaciones musculares. Se venden bajo receta médica pues generan adicción y algunos efectos secundarios con la toma indiscriminada.

Diurético: Medicamento que causa descarte de agua y sodio del cuerpo a través de la orina. Los diuréticos se han utilizado en el tratamiento de la hipertensión arterial durante las últimas cuatro décadas. Reducen la presión arterial diastólica y sistólica en la mayoría de los enfermos hipertensos y son fármacos tan eficaces como la mayoría del resto de los antihipertensivos.

Antibiótico: Medicamento que combate microorganismos perjudiciales para la salud. Se receta en caso de infecciones. Cuando se usan antibióticos se debe tener en cuenta que éstos son activos sobre infecciones producidas por bacterias, pero no sobre otras como la gripe y aquellos catarros que están producidos por virus, siendo totalmente inactivos en estos casos.

Ante cualquier problema de salud, es importante acudir a un especialista y no automedicarse. Si se encuentra en una situación de emergencia y se ve en la necesidad de medicarse o medicar a otros, tome en cuenta este instructivo.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….