La dieta ideal para bajar de peso

alimentos1

Según los especialistas, el régimen adecuado y equilibrado para bajar de peso no debe tener menos de 1200 calorías, y debe ser lo más parecido a la cocina mediterranea, poca carne, muchas frutas y legumbres, hortalizas, pescado, panes integrales, frutas secas, aceite de oliva, semillas de lino , y germen de trigo. Es importante agregar lácteos desnatados y verduras, como el brócoli y tomate que previenen ciertos tipos de cáncer.

Cualquier tipo de persona, independientemente de su sexo, altura o peso, debería llevar a cabo una dieta saludable e integrarlo en su vida de manera normal. Evidentemente, es más recomendable una dieta específica si sufren sobrepeso u obesidad.

Consejos para llevar una buena dieta

Antes de comenzar una dieta, es fundamental considerar que cualquier tratamiento es un proceso a largo plazo. Por eso, la dieta debe ser baja en calorías, para lograr un balance calórico que permita bajar de peso, quemando grasa, pero también debe ser una dieta nutricionalmente adecuada. En este sentido lo más recomendable es que contenga entre 50 a 60 % de hidratos de carbono, 15 a 20% de proteínas, además de un 25 a 30 % de grasas.

Así mismo, hay que tener en cuenta que para adelgazar, es clave hacer seis comidas diarias, como lo hemos dicho en otras oportunidades, con intervalos máximos que no supere las tres horas, entre una ingesta y la otra, dado que esto permite un menor consumo de calorías, y provoca un descenso en los niveles de colesterol total y LDL (malo), mayor cantidad de energía gastada en la digestión, absorción, conversión y almacenamiento de los nutrientes consumidos a través de los alimentos, (termogénesis postprandial) y menores picos de insulina.

Por ende conviene siempre realizar las cuatro comidas principales (Desayuno, almuerzo, merienda y cena) y dos colaciones al día, una a media mañana y la otra a media tarde. De esta forma se logra llegar con menos hambre a la próxima comida disminuir el tamaño de las porciones, seleccionar mejor los alimentos que se van a consumir, y activar el gasto de energía general.

Es aconsejable que adquiera unos hábitos saludables de vida, y no tomarse la dieta como algo a seguir durante un tiempo determinado, sino como una actitud que le proporcionará una mejor salud.

Antes de comenzar cualquier plan alimentario para perder o ganar peso, consulte, con su nutricionista, el sabrá como guiarlo. Es fundamental acudir a ellos para que le oriente, teniendo en cuenta su historial, y así realizar una dieta individualizada y ajustada a cada perfil.