Las bebidas deportivas

Bebidas energizantes

Las bebidas deportivas, son una verdadera alternativa para recuperar los líquidos perdidos durante la actividad  física, como consecuencia de la pérdida de agua diaria, deberíamos ingerir al menos unos 2.5 litros de agua por día.

En la mayoría de las bebidas deportivas el aporte de glúcidos es el ideal como para reponer las perdidas, evitar hipoglucemias y reactivar al individuo. Si tenemos en cuenta que el aporte calórico de estas bebidas esta representado puramente por el aporte de azúcar veremos que por ejemplo, Gatorade aporta 24 calorías por cada 100 ml, lo cual equivale a la mitad de lo que tiene un jugo de naranja recién exprimido (45 calorías aproximadamente).

Las bebidas deportivas están compuestas por agua, hidratos de carbono simples (glucosa, fructosa) o complejos (polímeros de glucosa) y electrolitos, (sodio, potasio, cloro, fósforo, magnesio, calcio etc.) Algunas marcas incluyen vitaminas y aditivos colorantes, aromatizantes y edulcorantes.

Existen tres tipos de bebidas deportivas:

  • Bebidas hipotónicas: La concentración de partículas por unidad de volumen es inferior a la del plasma sanguíneo, En este caso el agua es uno de los mejores ejemplos; en general tras hacer ejercicios moderados que duren menos de una hora no es necesario un aporte extra de electrolitos, es suficiente con que beba agua antes durante y después del ejercicio, para conseguir una adecuada hidratación. El agua, en combinación con una dieta equilibrada, ya proporcionan los niveles necesarios de electrólitos.
  • Bebidas Hipertónicas: Contienen mayor concentración de solutos por unidad de volumen en la sangre. El organismo segrega agua para diluir el líquido demasiado concentrado hasta que este llegue a ser isotónico. Por ello son apropiadas para esfuerzos prolongados realizados en tiempos muy fríos, dónde la pérdida de sudor es pequeña y no se necesita compensar tantos líquidos, pero si es preciso un aporte extra de carbohidratos.
  • Bebidas Isotónicas: Contiene azúcares y electrólitos a la misma presión osmótica que la sangre, Cuando dos soluciones tienen la misma presión osmótica se dice que son isotónicas, por esta razón , el líquido sale del estómago, pasa por el intestino donde es absorbido y de ahí va al torrente sanguíneo sin dificultad, lo que favorece la rápida y óptima asimilación de sus constituyentes, consumir este tipo de bebidas isotónicas ayuda a reponer líquidos, electrólitos(sobre todo sodio y cloro) y energía (glucosa) perdidos durante la actividad física, por lo que en este caso, ayuda a retrasar la fatiga, evitar lesiones y calambres mejorar el rendimiento y acelerar la recuperación.

La diferencia que hay entre una y otra, es la cantidad  y grado de concentración que poseen en sus componentes. Es importante que si practica deportes, beba agua o bebidas deportivas, antes, durante y después del ejercicio.

En estas épocas del año en donde las temperaturas crecen poco a poco y la sudoración se incrementa, es fundamental recordar que la hidratación adecuada es un componente infaltable en cualquier entrenamiento o esfuerzo físico y que las bebidas deportivas pueden ser un gran recurso para alcanzarla.