Propiedades y beneficios del aceite de oliva

El aceite de oliva es considerada una de las fuentes más importantes en el grupo de las grasas, ya que el mismo posee diversidad de beneficios para nuestra salud.

Entre ellas se destacan que es un excelente antioxidante, por la gran cantidad de polifenoles que contiene, los cuales evitan la oxidación de las células, que muchas veces provocan un envejecimiento prematuro de las mismas pudiendo producir algún tipo de tumores.

Por otro lado es un aceite reconocido por sus altas propiedades para cuidar el corazón, ya que disminuye la presión arterial, baja el colesterol malo, e impide la obstrucción de las arterias. También previene el deterioro cognitivo, ya que protege el cerebro retrasando los efectos del envejecimiento y ayuda a mantener nuestras capacidades, el intelecto y la memoria a medida que avanzan los años.

Así mismo mejora todas las funciones intestinales digestivas y pancreáticas, estimulando la producción de la bilis, ayudando a las personas que padecen diabetes a utilizar menos insulina y mejorando la absorción de sales minerales en el intestino. Por otro lado mejora la mineralización de los huesos, y es excelente para el cuidado y la belleza de la piel, debido a sus grandes propiedades hidratantes mejorando el organismo desde adentro hacia afuera.