Que es la caries dental

caries dental

La caries dental es una enfermedad mucho más expansiva de lo que debiera, afecta a niños y adultos y su causa más comprometedora es la acción de los azúcares. Una buena higiene después de cada comida y la ingesta de alimentos con poco contenido de azúcares son los mejores aliados para prevenir ese inconveniente, que puede llevar a la pérdida de unas piezas dentarias.

La caries dental provoca la pérdida o la desintegración de la pulpa o hueso de los dientes, como resultado de la acción de ácidos que producen bacterias, al descomponer los azúcares de los alimentos. También debemos tener en cuenta que los alimentos ricos en almidones, pueden producir caries dental.

Agentes causantes de la caries

Las bacterias, el ácido, los residuos de comida y la saliva se combinan en la boca para formar una sustancia pegajosa llamada placa que se adhiere a los dientes. Es más común en los molares posteriores, justo encima de la línea de la encía en todos los dientes y en los bordes de las obturaciones.

La placa que no se elimina de los dientes se convierte en una sustancia llamada sarro. La placa y el sarro irritan las encías, produciendo gingivitis y periodontitis. La placa comienza a acumularse en los dientes al cabo de 20 minutos después de comer. Si ésta no se quita, comenzará a presentar caries.

Los ácidos en la placa dañan el esmalte que cubre el diente y crean orificios allí (caries). Las caries generalmente no duelen, a menos que se tornen muy grandes y afecten los nervios o causen una fractura del diente. Sin tratamiento, pueden llevar a un absceso dental. La caries dental que no se trata también destruye el interior del diente (pulpa), lo cual causa la pérdida de éste.

Consejos para evitar la caries

A la hora de sentarnos a la mesa debemos preferir alimentos ricos en calcio, (leche entera o desnatada) yogurt, quesos, pescado con espinas (sardinas o salmón), berro brócoli, almendras , aguas minerales ricas en calcio y soja. También debemos incluir en la dieta alimentos ricos en vitamina D, que mejoran la absorción del calcio, entre ellos encontramos los pescados, como la sardina, arenque, atún, salmón caballa y trucha.

Por otro lado no debemos dejar de lado aquellos alimentos que nos aportan vitamina C ya que ellos se ocupan de la salud de nuestras encías, y entre ellos, están las verduras de hoja verde, perejil, pimiento, tomates, entre otros y los cítricos, naranja, limón, pomelo, fresas, kiwi, mango, casis etc.

Un secreto, comer un trozo de queso al final de cada comida, limpia los restos de alimentos y aporta minerales que reducen el riesgo de contraer caries.

Foto: so cal