Lentejas, tofu y otras cosas para reemplazar la carne

El promedio de las personas adultas necesitan entre cincuenta y ochenta gramos de proteína diariamente para que el cuerpo les funcione adecuadamente. La mayoría de personas obtenemos esas proteínas de fuentes como las carnes, algunas de ellas rojas, y sabiendo que los expertos recomiendan recortar un poco el consumo de estos alimentos, te traigo algunos consejos para añadir un poco de diferentes proteínas en tu dieta.

Unas de la mejores fuentes de proteínas son los granos, así que puedes mantener en tu alacena y en tu nevera algunas arvejas, lentejas y fríjoles, ya sean blancos, negros o los llamados de hígado. Una buena forma de agregarlos a tu dieta es consumir un cuarto de taza por una onza de carne en ensaladas, en tacos, en sopas, en estofados y en otras preparaciones en las que quieras consumir menos carne.

Otra excelente idea para reemplazar las carnes en tu dieta son los huevos, porque además de ser una gran fuente de proteína también le aporta a tus dietas una buena cantidad de minerales y vitaminas. Una buena forma de que incluyas este alimento a tu dieta es preparándolos con cebolla y tomate, o hirviéndolos para ponerlos sobre un poco de pan tostado y acompañarlo con algunos vegetales salteados.

Una de las mayores fuentes de proteína que utilizan en la actualidad las personas que no quieren consumir mucha carne o que quieren quitarla por completo de su dieta es el tofu. Este alimento lo puedes poner en cuadritos en sopas o licuarlo junto a otros ingredientes para hacer aderezos de ensaladas. Otra buena opción es que compres del que es más firme y lo partas dentro de una tortilla de huevos o que lo cortes en láminas lo frites y te lo comas de esa forma.