Actividad física para ayudar a disminuir la presión arterial

La hipertensión arterial resulta de una elevación de la presión dentro de las arterias, que no es normal, y que puede traer complicaciones a largo plazo como accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardíaca, infarto o lesiones y daños en nuestros órganos.

Para ello la actividad física resulta muy conveniente, sobre todo cuando hay necesidad de bajar sus niveles, son efectivos aquellos deportes que se realizan a diario durante 30 a 60 minutos entre 3 a 5 veces por semana, ya que los mismos pueden ayudar a reestablecer los valores normales de la misma. Son muy recomendables, nadar, correr, trotar, caminar, bailar, o andar en bicicleta.

Estos tipos de actividades ayudan a disminuir las posibilidades de desarrollar accidentes cerebrovascualres, e infartos, además de brindarle al paciente una sensación progresiva de estar más saludable y en mejor estado físico.

Por otro lado ayuda a mantener un peso ideal y bajar los kilos que se llevan de más, previniendo la obesidad, ayuda a que el corazón funcione mucho mejor, reduciendo la frecuencia de latidos por minuto, y mejorando las contracciones musculares de las arterias.

Así mismo aquellas personas hipertensas que practican actividad física regularmente, padecen menos de ansiedad, depresión, estrés, y al controlar los niveles de presión arterial, se mejoran significativamente los valores tanto de colesterol como de glucosa en sangre.