Meningitis, cómo prevenirla

La meningitis es una inflamación de las meninges, membranas que recubren el cerebro y la médula espinal, que es provocado por un virus o bacteria. Existen varios tipos, la más frecuente es la provocada por una bacteria, llamada meningitis meningococo C.

vacunando niños

Esta enfermedad se transmite por contagio y en algunos casos hasta puede llegar a ser mortal. Entre los grupos de mayor riesgo de contagio encontramos a los bebés, y niños de hasta 5 años.

La meningitis infecciosa puede estar provocada, bien por virus o por bacterias, la infección por virus es la más común. Aunque requiere tratamiento hospitalario, suele ser benigna. En ocasiones aparecen como consecuencia de otras infecciones víricas, como las paperas. Cuando es una bacteria el agente causante hablamos de una patología más grave. En ocasiones pueden provocar la muerte.

Sus síntomas:

Una vez contagiada, una persona puede padecer los primeros síntomas entre los dos y los diez días posteriores al contagio. En ocasiones tiene un comienzo brusco, en otros los síntomas son similares a los de un catarro o una gripe. Los más frecuentes y que anuncian una gravedad son:

  • Fiebre alta.
  • dolor de cabeza intenso.
  • Rigidez de nuca.
  • Vómitos bruscos.
  • Somnolencia.
  • Pérdida de conciencia.
  • Agitación, delirio, convulsiones.
  • Manchas de color rojo-púrpura en la piel, lo que implica una mayor gravedad.

Consejos para prevenir la meningitis

  • Para prevenirla, debemos aplicar la vacuna meningocócica, que se puede aplicar a partir de los 2 meses de vida, ya que esta aumenta las defensas protegiendo al organismo a largo plazo y no tiene reacciones adversas.
  • Promover y preservar la lactancia materna, por lo menos hasta los 6 meses del bebé para ayudar a contribuir con las defensas.
  • Evitar los ambientes cerrados, ventilando y no fumando dentro de los mismos, de esta manera se evitan irritaciones en las vías respiratorias.
  • Cuidando la higiene personal y de su casa, lavando las manos al manipular alimentos y luego de ir al baño, además de desinfectando los pisos y baño con agua y lavandina.
  • Enseñando a los niños los medios de prevención, no permitiéndoles que compartan sus vasos, utensilios, caramelos, toallas, y chupetes.

Existen vacunas para los meningococos tipo A y C. Actualmente se está extendiendo por toda España la vacunación obligatoria el tipo C. Cada vacuna es específica. Ante la existencia de cualquiera de los síntomas mencionados más arriba acudir inmediatamente a la consulta médica, o con su pediatra de confianza.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…