Cuidado con el consumo de la Vitamina C

Como ya hemos dicho anteriormente todas las vitaminas son necesarias para nuestro organismo, ¿Pero en cuantas cantidades debemos consumirlas? Porque todo lo que se ingiere en exceso, termina haciéndonos el efecto contrario al que estamos necesitando.

vitamina-c

La vitamina C es un nutriente escencial, que actua como un potente antioxidante, evitando el envejecimiento prematuro, protegiendo los tejidos de la piel, facilita la absorción de otras vitaminas, y evita enfermedades degenerativas como arteriosclerosis, cáncer, enfermedad de Alzheimer.

La encontramos especialmente en los cítricos, y en otros alimentos, generalmente de color rojo (fresas, pimientos, tomate, etc) ayuda al crecimiento de los dientes, encías, huesos y cartílagos. Absorbe el hierro, contribuye con la producción de colágeno  mejorando nuestra piel, metaboliza las grasas, y participa también facilitando la cicatrización.

Efectos secundarios de la vitamina C

Estudios han comprobado que altas cantidades de vitamina C (300 mg al día o más) pueden hacer que aumente el riesgo de sufrir enfermedades de corazón, algunas pruebas de laboratorio hacen pensar, que esta vitamina puede dañar proteínas celulares, de la misma manera que lo haría la glucosa elevada en sangre, los investigadores, recomiendan precaución al tomar este tipo de suplementos.

Los efectos secundarios serios a causa de demasiada vitamina C son muy infrecuentes porque el cuerpo no puede almacenar dicha vitamina. Sin embargo no se recomiendan cantidades superiores a 2,000 mg/día, dado que tales dosis altas pueden llevar a malestar estomacal y diarrea. Muy poca cantidad de vitamina C puede llevar a signos y síntomas de deficiencia, como:

  • Anemia.
  • Encías sangrantes.
  • Disminución de la capacidad para combatir infecciones.
  • Disminución de la tasa de cicatrización de heridas.
  • Resequedad y formación de mechones separados en el cabello.
  • Tendencia a la formación de hematomas.
  • Gingivitis (inflamación de las encías).
  • Sangrados nasales.
  • Posible aumento de peso debido al metabolismo lento.
  • Piel áspera, reseca y descamativa.
  • Dolor e inflamación de las articulaciones.
  • Debilitamiento del esmalte de los dientes.

La ración diaria recomendada en la dieta (RDR) para las vitaminas refleja qué tanta cantidad de cada vitamina deben obtener la mayoría de las personas cada día. La RDR para las vitaminas se puede usar como meta para cada persona. La cantidad de cada vitamina que se necesita depende de su edad y sexo. Otros factores, como el embarazo y las enfermedades, son igualmente importantes.

Las dósis recomendada en hombres es de 90 a 100 mg. al día y en las mujeres de unos 75 a 90 mg., dependiendo de cada organismo, no dude en preguntar a su médico de confianza cual es la dosis que se ajuste mejor a sus necesidades.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….

Foto: alaejano58